“Uy lo que ha perdido de ganar” o la magia del combate del morbo

También te podría gustar...