Un leonesismo que se queda en palabras

También te podría gustar...