Se suicida en la cárcel el maltratador de A Lama con el que falló la pulsera de vigilancia

Maximino Couto mató a su novia durante un permiso carcelario que ella había pedido al director del penal | Le ha dejado una carta en la que confiesa: “Rosa, soy un asesino”  | Tras quitarse el dispositivo de control, se dirigió a casa de su ex mujer para intentar asesinarla e hirió a otras tres personas | El reo se ahorcó con una sábana | Su ex exposa se siente “aliviadísima” porque temía que él tratase de matarla de nuevo

También te podría gustar...