Las pequeñas editoriales apuestan por la imagen para ser competitivas

Lanzan uno, diez o veinte volúmenes al año con tiradas que no suelen superar los 2.000 ejemplares. Por eso, llamar la atención del lector y ofrecer productos diferentes se convierte en una prioridad para las casas más modestas

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *