El otro Rastro

Decenas de buhoneros venden baratijas y trastos antes de que miles de personas rebusquen por los puestos del mercado. Las mantas aguantan de 6.00 a 8.00, hasta que la Policía Municipal lo disuelven

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *